El Zoo de Neuperlach

 

En Múnic hay dos parques zoológicos. Uno convencional, en Hellabrunn, con bichos salvajes que ya no son salvajes, metidos en jaulas con cara lánguida y triste. El otro, con animales salvajes, libres y sueltos y sin embargo, quietos para ir a (ad)mirarlos y fotografiarlos. Animales de tinta de spray. El Zoo de Neuperlach.

Se trata de una intervención cultural en el Quiddezentrum, que era un centro comercial de pequeñas tiendas (panadería, quiosco, la caja de ahorros, la biblioteca…) tan antiguo como el propio barrio de Neuperlach, de finales de los años sesenta o comienzos de los setenta, que toma su nombre de la Quiddestrasse, la calle donde está situado.

1000613.jpg
El Quiddezentrum en sus buenos tiempos (foto de una foto expuesta en el propio centro)
1000612.jpg
Neuperlachianos setenteros fregando sus respectivos Wagen

Lo malo es que los otros centros comerciales del barrio (el gran PEP del que ya habíamos hablado, junto a otro construido años más tarde a poca distancia) le fueron robando la clientela a las tiendas del “Quidde” hasta ir cerrando todas y quedar abandonado. Como manera de reciclarlo para la comunidad, los locales fueron cedidos a artistas para que estableciesen allí sus estudios. Nacía el Kunsttreff Quiddezentrum. No sólo eso, sino que varios artistas decidieron componer un “zoo” en sus paredes en el 2016, haciendo un recorrido-safari por una jungla urbana, imaginativa y original, abierta a quien la quiera visitar.

IMG_20170904_132616
El Quiddezentrum hoy. Ha visto tiempos mejores.

En contra, para algunos, la asimilación mainstream de un arte anónimo y contracultural como el graffiti, polémica eterna que vimos hace poco con las Meninas de Canido en Ferrol (que si la comercialización del evento con bancos y marcas de cerveza, que si Banksy viene o no viene…). A favor, que para mí esa comercialización no se da aquí, y aunque a lo mejor no entra esta acción en el terreno del graffiti o la arte urbana, sí que es un buen intento de recuperar artísticamente un espacio urbano, de otra manera en abandono y decadencia, una humanización por medio de la creatividad de un barrio (Neuperlach, que ya describimos) ya por desgracia no todo lo humano y vivible que debería ser. No sé si se consiguió, pero ha valido la pena intentarlo.

Saqué unas cuantas fotos. Feliz paseo por el Zoo!:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A pesar de todo, y como yo mismo pude comprobar, el estado del Quiddezentrum no es el idóneo y está proyectada su demolición. Supongo que harán otro espantoso bloque de viviendas que no reparará la pérdida (otra más) de un referente cultural del vecindario. Mientras tanto, disfrutemos del safari y del arte.

Enlaces:

VER ESTE ARTÍCULO EN GALEGO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s